domingo, 15 de marzo de 2015

El tomillo, el desinfectante de los pobres.

El tomillo (thymus vulgaris) es una planta perenne y aromática muy presente en toda la geografía española. Se localiza fundamentalmente en terrenos calcáreos. Sus hojas se pueden recolectar todo el año, y sus flores en primavera. Médicos egipcios, etruscos, griegos y romanos conocían y apreciaban ya sus virtudes.
La esencia de tomillo es más desinfectante que el agua oxigenada, es por eso que antes de que se descubrieran los antibióticos, se le conocía como "el desinfectante de los pobres".

Propiedades:

- Su propiedad fundamental es pues la de ser antiséptico, por lo que está claramente indicado en casos de gripe, resfriados, bronquitis, tos y diferentes infecciones. Está presente en la mayoría de las preparaciones destinadas a la cura del sistema respiratorio, porque además es mucolítico y ayuda a la expectoración.
- En casos de enfermedad infecciosa ayuda a aumentar el nivel de leucocitos, especialmente las de origen bacteriano que atacan al sistema respiratorio, digestivo y genitourinario.
- Es vermífugo, es decir, muy útil para que los niños eliminen lombrices y otros parásitos intestinales.
- Es antiéspasmódico, útil en caso de palpitaciones, asma, calambres, tos y tosferina.
- Tiene propiedades antiinflamatorias y atirreumáticas.
- Favorece la circulación por lo que es muy beneficioso para personas con problemas de riego.
- Ayuda a mitigar la intensidad de las migrañas.
- Regulariza la menstruación y ayuda en caso de reglas dolorosas.
- Se utiliza para hacer enjuagues bucales y gárgaras, para aftas o gingivitis.
- Lucha contra el agotamiento psíquico, la pérdida de memoria y la depresión.
- Es uno de los ingredientes fundamentales en el tratamiento contra el acné, eccemas, erupciones y otras afecciones de la piel.
- Repele a los mosquitos.
- Es un condimento estupendo para nuestros guisos.



Preparaciones con tomillo:

Infusión: 1 cucharadita por taza de agua.
Infusión para uso externo: 2 cucharaditas por taza de agua. Para heridas, infecciones en la piel, hongos..
Gárgaras: Hervir durante 15 minutos 1 manojo de tomillo en un litro de agua, dejar enfriar y utilizar. Para dolores de garganta, gingivitis.
Baños fortificantes: Hervir 500 gramos de tomillo en 5 litros de agua, añadir al agua de baño. Además de ser fortificantes, son muy útiles para personas con gota, reuma o artritis.

1 comentario:

  1. Nunca he puesto en práctica este truco, pero definiivamente lo haré! Por si os interesa conocer otros trucos de desinfección os dejo este post por acá: www.limpiezasexpress.com/trucos-de-limpieza/como-desinfectar-la-casa Saludos :)

    ResponderEliminar